Hay zonas de Sevilla que tienes que visitar sí o sí: el Parque de María Luisa, los Reales Alcázares, Triana, el Barrio de Santa Cruz. Pero si realmente quieres disfrutar de la ciudad ve a los bares más populares, pasea por sus calles, conoce a su gente y siéntate a contemplar su belleza.

¿Quieres obtener una de las mejores panorámicas de Sevilla? Sube al Metropol Parasol o Setas de la Encarnación. Además de ver los lugares más emblemáticos podrás observar el Casco Antiguo de la ciudad. Es interesante hacer la visita por el día, pero también es aconsejable subir de noche. Puedes tomar algo en la terraza situada junto al mirador.

Muy cerca de allí está la calle Regina, una de las zonas más alternativas de la ciudad, donde conviven modernos comercios y bares con otros de toda la vida. Te recomendamos que sigas tu recorrido por la calle Feria y llegues hasta la Alameda de Hércules, otro lugar imprescindible.

En Sevilla hay bares que podrían ser considerados monumentos. No te pierdas unas tapas en El Rinconcillo, el bar más antiguo de Sevilla. Toma unas cervezas en El Tremendo y unos boquerones en adobo en Blanco Cerrillo.

Bares Sevilla

Si te gustan los mercados acude a las plazas de abastos de Sevilla. Puedes comprar productos de calidad, pero también puedes degustar una amplia variedad de tapas. Recomendamos sobre todo el Mercado de la calle Feria y el de Triana. Incluye también en tu recorrido el Mercado Lonja del Barranco, no te defraudará.

Un plan perfecto para una mañana de domingo es acudir al Mercadillo de Arte. Numerosos artistas exponen y venden sus cuadros en la plaza del Museo de Bellas Artes. También es una ocasión perfecta para visitar esta fabulosa pinacoteca, con entrada gratuita para ciudadanos de la Unión Europea.