No has estado en Madrid si no has paseado por el Barrio de las Letras, has tomado un vermut en alguna taberna histórica o has visitado las tiendas de antigüedades del Rastro. Aquí tienes 5 experiencias recomendables que no puedes perderte.

Si realmente quieres conocer Madrid, tienes que pasar por Malasaña. Es uno de los barrios más auténticos y es idóneo para salir a tomar unas cervezas el viernes por la noche. Por el día también tiene mucho encanto, pero es al caer la tarde cuando recupera toda su esencia. Si eres un enamorado de la Movida, no dejes de ir a la Vía Láctea, Tupperware o El Penta, entre otros bares.

Otro lugar imprescindible de Madrid es el Parque del Retiro. El sábado por la mañana recórrelo a pie y descubre todos sus rincones. De camino al centro visita el Barrio de las Letras. Sitúate en la Plaza de Santa Ana y pasea por sus calles. No olvides el Callejón del Gato. Con Luis Rodríguez podrás conocer toda su historia.

El Templo de Debod es un monumento que no puedes pasar por alto. Pero si realmente quieres vivir un momento único, tienes que ver el atardecer desde allí. Disfrutarás de unas vistas increíbles. Otra opción para esta hora del día es subir a alguna de las terrazas panorámicas de Madrid, como la del Círculo de Bellas Artes o el Gau&Café.

Madrid

La noche del sábado es uno de los mejores momentos para conocer La Latina. Después de un paseo por la zona de Ópera, ve a tapear a la Cava Baja o a la Plaza de la Cebada. Adrián te propone un plan de cañas y vermut en tradicionales y modernas tabernas.

Un plan fundamental el domingo por la mañana en Madrid es el Rastro. Ve al mercado de antigüedades de la calle Ribera de Curtidores, a tiendas de decoración como La Recova o de discos como Satanasa, y no te vayas sin tomarte unas banderillas o un bocata de calamares. Si quieres conocer la historia de uno de los barrios más castizos, Carlos te explicará las anécdotas más curiosas.